17. José Reyes

Deporte
204
0
sample-ad

Nuestro mejor jugador del patio, el número 17 es un campo corto que trajo un poco más al terreno que Rafael Fúrcal, el #18. También está de más decir, que trajo mucho más fuera del terreno. Antes de hablar de sus proezas como jugador que lo hacen meritorio de esta posición entre los jugadores del patio, hablemos un poco de la importancia de un jugador de las Grandes Ligas que le da a un equipo.

Este tema es un poco espinoso, debido a que los fanáticos usualmente somos fanáticos de los equipos, no de los jugadores. Hay jugadores que trascienden y nos gusta seguirlos, pero si van para un equipo contrario a nuestro equipo…bueno, está de más decir que nos ponemos a este jugado en contra. Esto es normal, porque los equipos tienen permanencia, en tanto que los jugadores pueden cambiar de bando y la longitud de su carrera es efímera. También es espinoso porque los dueños de equipos de las Grandes Ligas conforman el conglomerado de personas más avaras del entero planeta tierra. Los fanáticos deberíamos hacerles huelgas por el maltrato que nos dan a nosotros y a los empleados (los jugadores), pero ese es tema de otra clase.

Traigo esto a colación porque en el caso de José Reyes tenemos a uno de los 3 mejores campocortos desde el 2000 hasta la fecha, y pasa completamente desapercibido por no tener un conjunto como oficial. En cambio, su compañero en los Mets, David Wright, tiene un argumento como el segundo mejor tercera base de este milenio (después de Beltré) y se menciona como un candidato de consideración al Salón de la Fama. A parte de las estadísticas de nueva generación en las que Wright le aventaja, y en los números de poder, Reyes y Wright son el mismo jugador. Sin embargo uno es posible Salón de la Fama al permanecer en un solo equipo, en tanto que el otro si llega a la boleta no obtendrá ni el 5%. Aquí es donde entra el dinero a mi entender. José Reyes había devengado casi 30 millones de dólares con los Mets cuando llegó su turno de firmar como agente libre. Los Mets le ofrecieron 15 millones anuales por unos 4 o 5 años. Los Marlins le ofrecieron 106 millones por 6 años. La novela dice que Reyes quería ganar, y los Mets no eran contendores, mientras que los Marlins estaban en camino a crear una dinastía. Yo tengo mis dudas al respecto: los Marlins nunca han creado una dinastía, ellos ganan un campeonato y destruyen el equipo. La dinastía de los Marlins tuvo un record peor que los Mets por 5 juegos con José Reyes, y después lo enviaron para Toronto. Allí estuvo con ellos en las malas y peores por tres temporadas, y cuando Toronto empezó a tener un ataque con miras a la postemporada lo intercambiaron por Troy Tulowitzki quien jugó peor que Reyes, pero al menos defendía más. A inicios del 2016 tuvo un altercado de violencia doméstica y Colorado lo soltó. Ahora está de nuevo con los Mets, el único equipo que lo tomó de waivers. La lección, él lo hizo por el dinero. Yo me hubiera quedado con los Mets y busco un mejor legado.

Cuál legado? Bueno, de haber permanecido en Nueva York, y considerando sus números actuales, fuera líder del equipo de por vida en turnos al bate, anotadas, hits, triples, robos, apariciones al plato; segundo en dobles, juegos, WAR; tercero en empujadas…podría decirse que fuera el mejor jugador de posición de la historia de la franquicia, algo que tiene David Wright. Y todo por 30 millones de dólares. Los votantes para el Salón de la Fama le dieran la consideración de ser un jugador de una sola franquicia, algo que muchos toman en consideración.

Un segundo aspecto interesante de su carrera es su afinidad por las redes sociales. Especialmente en su tiempo con Toronto, una ciudad con una considerable comunidad dominicana. Hasta un servidor lo seguía en su cuenta de instagram: @lamelaza. El vale hablaba de apoyar al equipo, se tiraba fotos con todo el mundo, mucha camaradería…hasta que lo cambiaron. Luego no posteó nada, y luego vinieron los problemas de violencia doméstica, que es lo único por lo que se le recuerda. Luego vino la suspensión, y ya nadie habla de él, ni él de nadie. Lamentable, muy lamentable.

José Reyes debutó en con el equipo de Nueva York y tomó la liga por tormenta. En su tercera temporada lideró la liga en robos y lo hizo por tres años consecutivos, y quedó segundo en el cuarto. Fue líder de hits, turnos al bate, triples y hasta champion bate en el 2011. Fue uno de los 10 mejores jugadores del circuito viejo durante su estadía con el equipo. Recuerdo que cuando comenzó se quejaban de que no cogía bases por bolas así que no podía ser un buen abridor. Bueno, tomó coaching de Rickey Henderson y se convirtió en un buen abridor. Fue un jugador de decisión y tomó las mejores…hasta que salió de Nueva York.

Yo confío en la fortaleza emocional de este otrora 4 veces Todo Estrellas. Confío en que le quedan unas 5 temporadas más de calidad, y muestra de ello es el repunte que está teniendo con los Mets de Nueva York. Y si su desempeño les ayuda a llegar a la postemporada, mucho mejor. Aún le queda 1 año del famoso contrato de 6 años, y puede sumar más logros a su hasta ahora excelente carrera. Entre dominicanos rankea de todos los tiempos:

  • 1ro en Triples.
  • 2do en Bases Robadas.

Tenía la capacidad de terminar su carrera con números que lo hagan merecedor de una consideración para el Salón de la Fama, pero las lesiones y los cambios de equipo han borrado esa posibilidad. Y muy probable una mejor posición en este listado en años posteriores. Solo espero que tome una buena decisión.

Por Victor Quiñones

Print Friendly, PDF & Email
sample-ad

Article Tags

Facebook Comments

POST A COMMENT.