Ángel Joel, el sargento de la PN, que mató a su madre e hirió a su hermana, en acto Diabólico

Sociales
136
0
sample-ad

«Miren la cara de ese criminal, es un psicópata»

El sargento de la Policía Nacional, Ángel Joel Feliz, quien este viernes mató a su madre e hirió a su hermana, tiene antecedentes de violencia, según narraron familiares, amigos y residentes en el sector Cerros del Ozama, donde se produjo la tragedia.

Mientras lloraban la muerte de Elisenia Feliz Miller, de 53 años, sus familiares aseguran que Joel, como se le dicen, muestra comportamientos violentos desde que era pequeño, los que se fueron acentuando a medida que creció.

La descripción fue corroborada por los residentes en la urbanización donde tuvo conflictos con varias personas.

Pero sus acciones no solo le trajeron problemas en el seno familiar y en el trabajo, sino también en su vida sentimental. Según una amiga de la familia, quien dijo sabía que “eso algún día iba a pasar por su forma”, la relación de Joel y su expareja terminó por lo agresivo que se mostraba.

Ángel Joel Feliz amenazó de muerte en varias ocasiones a su madre por lo que fue sometido en enero pasado. “A él lo iban a dejar preso por violencia y amenaza de muerte a la madre, pero llegaron a un acuerdo. Eso fue en enero”, dijo Abraham.

El acuerdo consistía en que el sargento se iba a mudar del segundo nivel de la casa propiedad de su madre y que ésta le devolvería unos 800 mil pesos por lo que había invertido en la construcción del anexo, pago que sería efectivo cuando él abandonara la vivienda. Pero Angel Joel quería más dinero y que se lo dieran antes de mudarse, a lo que su madre se negaba, según narró entre llantos Salomón Feliz, hermano de la hoy occisa.

Además de los conflictos con su madre por la propiedad y su forma violenta de reaccionar a las cosas, Joel tenía celos de su hermana, Mayelín Romeris Bonilla Feliz, de 29 años. Tampoco quería que la madre tuviera parejas sentimentales ni que llevara a nadie a la casa. “El tenía unos celos como si ella fuera su mujer. El tenía un celo enfermizo”, afirmó Salomón.

La tarde de este sábado aún no se había depositado la solicitud de medida de coerción contra del agente, que la mañana de ayer disparó dos veces contra Mayelín en la marquesina de la residencia que compartían y cuando su madre entraba a la casa, luego de sacar su carro, le propinó cuatro disparos que le cegaron la vida.

“El siempre decía que cuando el matara se iba a entregar”, haciendo referencia a las intenciones que tenía en contra de su madre y su hermana. “El siempre tuvo celos por la hermana y siempre ellos tuvieron ese conflicto, pero lo que desató esto fue que el quería que la mamá le diera más dinero”, contó una amiga de la familia que no quiso ser identificada por temor a que el sargento tome represalias en su contra.

Hermana está estable

Mayelín Romeris se encuentra estable luego que fuera intervenida quirúrgicamente por los disparos que le propinó su hermano. La mujer recibe atenciones médicas en el hospital Darío Contreras. Sin embargo, hasta el momento las autoridades no han informado si los disparos le afectaron algunos órganos ni cuando estaría totalmente recuperada.

Tras cometer el hecho, el victimario huyó con su esposa, Gisel Durán Sánchez, también miembro de la Policía, y la hija que ambos procrearon, a bordo de un motor. Luego se entregó en el destacamento Ensanche Felicidad, en Los Mina, en Santo Domingo Este.

Próximo a las 9:00 de la mañana de este viernes cuando Joel llegó de trabajar, acudió a la primera planta de la vivienda donde su madre vivía junto a su otra hija y se enfrascó en una discusión con ambas, que desencadenó en una tragedia.

Fuente externa

Print Friendly, PDF & Email

Facebook Comments

POST A COMMENT.