elhombresindios

El hombre sin Dios no tiene escapatoria en este mundo