precandidatos

El 7 de junio: la primera y principal amenaza de los precandidatos peledeístas