sed

Salmos 42: 1-11 Mi alma tiene sed de Dios